Copa menstrual

Copa menstrual o copa vaginal

Publicada en Publicada en Blog

La copa menstrual o copa vaginal es una copa de silicona hipoalergénica, que se introduce en la vagina durante la menstruación y recoge todo el flujo en el interior de la misma. Con ella se elimina el uso de tampones y compresas. Se usa internamente, más abajo que un tampón.

De uso cómodo y práctico. No es engorrosa y no produce pérdidas o sequedad. No altera el medio vaginal. Cuando está insertada correctamente, la copa es tan cómoda que no la notas. Al principio puede requerir algo de práctica, hasta encontrar el ángulo y la posición correctos para ti. Tras unos cuantos ensayos, verás lo fácil que es usar la copa menstrual.

Pregunta en nuestra consulta de ginecología.

La copa menstrual se dobla e inserta en la vagina y una vez dentro, se abre sola. Deberás extraer y vaciar tu copa con una frecuencia de entre 4 y 8 horas, dependiendo del flujo menstrual que tengas. Limpiar y aclarar la copa e insertarla de nuevo. Puedes limpiarla más minuciosamente entre un periodo y el otro.

Usos copa menstrual

La copa menstrual está hecha en silicona médica o en TPE (elastómero termoplástico), según marcas. Los colorantes utilizados para la fabricación de las copas menstruales son colorantes alimenticios, no se utiliza ningún aditivo químico que pueda afectar al organismo de la mujer. Ninguna bacteria puede permanecer en su superficie totalmente lisa, que no absorbe ningún líquido, y por lo tanto no se producen alteraciones en el entorno vaginal natural. Al ser de silicona médica o TPE, no araña ni seca las paredes vaginales y tampoco deja restos de fibras (a diferencia de los tampones tradicionales).

No están relacionadas con el Síndrome de shock tóxico, producido por el uso de los tampones. Además, podrían ayudar a prevenir problemas como la candidiasis o la cistitis.

La copa menstrual puede durar hasta 15 años con un mantenimiento adecuado, por lo que además de ecológica ahorrarás dinero. Se ofrecen en dos tallas, para mujeres con/sin parto vaginal. La copa menstrual se puede utilizar para viajar, hacer ejercicio, nadar o durante toda la noche, siendo una magnífica alternativa a los tampones.