Menopausia

Publicada en Publicada en Servicios médicos

Menopausia

Tratamiento de la menopausia

 

La menopausia es un cambio fisiológico global, tan importante como es la pubertad en un adolescente.
Se define por el cese de las reglas.

Tiene lugar entre los 45 y los 55 años (puedes orientarte preguntando a tu madre o hermanas mayores) y puede presentarse de manera repentina o de manera gradual, con un aumento o disminución de las reglas, en cantidad y duración.

Los ovarios disminuyen la producción de hormonas femeninas (estrógenos y progesterona) y producen en la mujer cambios fisiológicos, tanto físicos, psíquicos como emocionales.

Porque las hormonas sexuales se relacionan con otras hormonas como las del tiroides, las suprarrenales, con la insulina del páncreas, y por supuesto, con el cerebro que es un gran productor hormonal.

Muchas mujeres viven este proceso de una manera aceptable. Desde estos cambios corporales, se enfrentan a la menopausia como un reto de evolución personal y no experimentan grandes molestias.

Algunas mujeres, al contrario, manifiestan síntomas más o menos intensos y molestos, que pueden necesitar ayuda médica: sofocos intensos; nerviosismo, irritabilidad, insomnio, palpitaciones, ansiedad; sequedad vaginal; alteraciones de la menstruación y de los ciclos; disminución de la libido o dolores óseos articulares.

Para comprender, aceptar y poder adaptarte a los cambios que están teniendo lugar, tienes que saber qué está pasando. Informarte es tu primera tarea. Comparte con otras mujeres tus experiencias, hablando abiertamente de lo que te pasa y de lo que sientes. Te permitirá conocer, resolver dudas y disipar temores.
Si necesitas ayuda, solicítala.

Hábitos saludables:

  • Mejora tu alimentación para aportar el calcio que necesitas y evita el aumento de peso.
  • Haz ejercicio y toma un poco el sol, fundamental para tu salud ósea.
  • Disfruta de la vida y de la sexualidad sin riesgo de embarazos.

En la clínica Acuario te ofrecemos información sobre las dudas que tengas; los síntomas, la alimentación, las dietas y los ejercicios más convenientes. Y los tratamientos médicos existentes para paliar las manifestaciones de este cambio hormonal, a las mujeres que lo necesiten.

La menopausia no es una enfermedad sino un cambio más en la vida. Lo único que se pierde es la capacidad reproductiva.

Tu cuerpo, tu salud y tu capacidad de sentir placer permanecen y siguen evolucionando.